Skip to content

Fact Check: No, los demócratas no están haciendo “trampas” con boletas “no verificadas” en Pensilvania

El expresidente Donald Trump promovió la falsa teoría de que los demócratas están utilizando boletas “no verificadas” en Pensilvania como parte de un complot electoral.

“Ya se han enviado más de 240,000 boletas ‘no verificadas’ en Pensilvania, un verdadero desastre”, dijo Trump el 28 de octubre en su plataforma de medios sociales Truth Social. “Los demócratas están haciendo trampas de nuevo porque saben que están en un gran problema después de impulsar un aumento vertiginoso del crimen, una inflación récord, una guerra contra la Energía Estadounidense, etc. Por suerte, algunos Grandes Patriotas y miembros de la Cámara de Representantes están vigilando muy de cerca. ¡Tengan cuidado! ¡Y VOTEN!”.

Vimos publicaciones similares en Instagram y Twitter, algunas de ellas afirmaban falsamente que se trataba de un robo o fraude electoral.

Trump da la impresión de que un gran número de residentes que no tienen derecho a voto están votando, y eso no se ha demostrado. Un legislador republicano que les escribió una carta en octubre pasado a los funcionarios electorales planteando su preocupación por los votantes no verificados le dijo posteriormente a PolitiFact, que no encontró nada “perverso” sobre la designación de “no verificada”.

Los funcionarios electorales del estado dijeron que no ha habido cientos de miles de “boletas no verificadas”.

La afirmación hace una suposición basándose en cómo los funcionarios electorales codifican las solicitudes de voto por correo.

En Pensilvania, los votantes pueden solicitar una boleta de “voto en ausencia” o una de “voto por correo”. La boleta de “voto en ausencia” se solicita cuando los votantes tienen ciertas excusas, como que no se encuentran en la ciudad el día de las elecciones. Cualquier votante puede solicitar una boleta de “voto por correo” sin alegar ningún motivo. 

Cómo codifica el estado las solicitudes de voto por correo

Las afirmaciones sobre los votantes “no verificados” circularon después de que un grupo de representantes estatales republicanos enviara una carta el 25 de octubre a Leigh Chapman, secretaria interina de la mancomunidad. 

La carta afirmaba erróneamente que, hasta el 21 de octubre, los datos del departamento estatal mostraban que los condados habían “enviado ya más de 240,000 boletas no verificadas”. Los representantes le pidieron a Chapman que les ordenara a los condados que no contaran las boletas emitidas por los votantes cuyas identidades no estuvieran verificadas. 

Los funcionarios estatales respondieron que no hay más de 240,000 “boletas sin verificar”. La etiqueta de verificación se relaciona con las solicitudes de boletas de “voto por correo”, no a los votos reales emitidos y contados.

En Pensilvania, los votantes que solicitan el “voto por correo” o “en ausencia” deben presentar su licencia de conducir estatal, una identificación con fotografía emitida por el Estado o los 4 últimos dígitos de su número de la Seguridad Social. Los votantes que no tengan ninguno pueden presentar otra forma de identificación, como una identificación con fotografía de una universidad o de un centro de cuidados de larga duración.

La gran mayoría de los votantes proporcionan una identificación adecuada cuando solicitan el “voto por correo”. Sin embargo, si un votante carece de identificación en el momento de su solicitud, los funcionarios electorales locales están obligados a proporcionarle una boleta. 

Estas solicitudes de boleta se marcan como “NV”, que significa “no verificada”, como parte de un código de flujo de trabajo interno que alerta al sistema de registro de votantes de todo el Estado de las solicitudes que requieren una mayor verificación de la identificación. 

Según la ley de Pensilvania, las identificaciones de los votantes se verifican la primera vez que votan en persona o cada vez que solicitan una boleta de “voto por correo” o “en ausencia”, dijo Chapman en una carta del 28 de octubre a los legisladores republicanos. Los funcionarios electorales del condado se encargan de verificar las identificaciones de los votantes, principalmente mediante un proceso automatizado.

Si no se ha facilitado o no se ha podido verificar la identificación de un solicitante, los funcionarios electorales locales le envían un aviso al elector, junto con la boleta, en el que se indica que es necesario identificarse para que la boleta sea contada.

Un portavoz de la ciudad de Filadelfia nos dijo que el tipo de solicitud asignado al solicitante, ya sea V (verificada) o NV, nunca cambiará durante una elección. Una vez verificada la identidad del votante, el tipo de solicitud sigue siendo el mismo, pero el estado de la solicitud se actualiza.

Las solicitudes de voto pueden ser marcadas como “NV” por varias razones. Por ejemplo, las solicitudes recibirían esta marca si son de votantes que figuran en la lista permanente de votantes por correo o de ausentes que solicitaron boletas de voto por correo tanto para las elecciones primarias como para las generales y que necesitan volver a verificar sus documentos de identidad para las elecciones generales.

Aunque la cifra sigue variando, Chapman les dijo a los periodistas que, hasta el mediodía del 1 de noviembre, unas 7,400 solicitudes seguían necesitando la verificación de la identificación. 

La ley de Pensilvania les da a los votantes 6 días después del día de las elecciones, este año, hasta el 14 de noviembre, para proporcionar su identificación.

Si no se puede verificar la identificación antes del sexto día, la boleta no se cuenta.

La directora de Elecciones del Condado de Washington, Melanie Ostrander, le dijo al Observer-Reporter que los votantes no verificados son probablemente personas que solicitaron las boletas utilizando un apodo o que olvidaron añadir un sufijo, como junior o senior, en sus solicitudes. 

Frank Ryan, republicano por el condado de Lebanon, uno de los legisladores estatales que les envió la carta a los funcionarios electorales, le dijo a PolitiFact que la codificación “NV” no representa “ningún comportamiento malvado”, sino que muestra que “el sistema está mal diseñado”. 

La declaración de Trump sugiere que la situación “no verificada” es algo orquestado por los demócratas. Pero la codificación “NV” se refiere a las boletas enviadas por los funcionarios electorales de todo el Estado, que incluye zonas rojas (republicanas), azules (demócratas) y disputadas. La carta de octubre pasado de los legisladores republicanos no señala a los “demócratas”, aunque Chapman es un demócrata nombrado por el gobernador demócrata Tom Wolf.

PolitiFact le envió un correo electrónico a los portavoces de Trump y no recibió respuesta. 

Nuestra calificación 

Trump dijo que “ya se han enviado más de 240,000 boletas ‘no verificadas’ en Pensilvania, un verdadero desastre. Los demócratas haciendo trampas de nuevo”. 

La declaración de Trump sugiere que los demócratas han cometido irregularidades, pero no hemos encontrado pruebas de ningún intento de manipular las elecciones. Uno de los legisladores republicanos que le escribió una carta al estado refiriéndose al tema de esas boletas le dijo a PolitiFact que no vio ningún comportamiento vil.

Un sistema informático marca una solicitud de voto por correo como “NV”, o no verificada, si se requieren más pasos para verificar la identificación del votante. Pero eso no significa que se hayan enviado 240,000 boletas a votantes no verificados o no elegibles.

Calificamos esta afirmación como Falsa.

Este artículo originalmente fue escrito en inglés y fue traducido por Factchequeado.

Source: PolitiFact.